"Vinieron por ellos…"

 Home / José Ramón Valente / "Vinieron por ellos…"

"Vinieron por ellos…"

José Ramón Valente
La Tercera, 14-04-2017
Los socialistas creen que todos los problemas se pueden arreglar sacándole plata a unos ciudadanos para pasársela a otros. La historia ha mostrado que esa visión del mundo está equivocada. Los países que han seguido ese camino terminan con más problemas,corrupción y una sociedad dividida y empobrecida. La Venezuela de Chávez y Maduro es el ejemplo más cercano.

Bachelet y el gobierno de la NM, siguiendo la tradición socialista , prometieron que con un alza significativa de impuestos, ( 3 puntos del PIB equivalente aproximadamente a US$ 8500 millones de dólares anuales) iban a transformar a Chile en un país más justo y más próspero. Como alguna vez lo dijera Albert Einstein, “locura es esperar resultados distintos haciendo siempre lo mismo”.

Por supuesto la predicción de Einstein resultó cierta para el experimento socialista de la NM. Después de tres años de gobierno, Chile no es ni más justo ni más próspero. La calidad de la educación no ha mejorado, la desigualdad no ha disminuido, el progreso económico se ha detenido, la captura del Estado y sus recursos por parte de los correligionarios, parientes y amigos de la coalición gobernante es cada vez más evidente y nuestra sociedad está tremendamente dividida.

Faltando menos de un año para el término del experimento socialista del gobierno de Bachelet, y visto los desastrosos resultados del mismo, se habría esperado que el gobierno se inhibiera de plantear iniciativas que tuvieran la misma inspiración que las fracasadas reformas de los últimos tres años. El anuncio del envío de un proyecto de reforma previsional ha echado por tierra dicha aspiración.

El proyecto plantea la creación de una nueva institución estatal para administrar el 5% de cotización adicional de los trabajadores (más Estado para acomodar mas amigos y parientes), fuerza a los trabajadores a contribuir a una institución que operará sin competencia y será diseñada por el gobierno .Limita libertad de elección de los trabajadores, un porcentaje no despreciable (dos puntos porcentuales) de la nueva cotización no irá a las cuentas de los trabajadores que cotizan, sino que será distribuido por el gobierno de acuerdo a los criterios que ellos establezcan entre distintos grupos de chilenos; mujeres, pensionados, y en el futuro quién sabe, tal vez entre amigos y parientes como era en las antiguas cajas de pensiones y como sucedió recientemente con la señora de Andrade.

El 2% de cotización que irá a un “fondo solidario” es un impuesto al trabajo, que es tanto injusto como regresivo. Es injusto porque lo paga solo un grupo de chilenos, los trabajadores con contratos o asalariado (al menos hasta que los independientes comiesen a cotizar). Es regresivo porque la cotización previsional tiene un tope, de manera que los asalariados de rentas altas pagarán menos de 2%. Cuando la NM anunció su reforma tributaria, muchos chilenos sabiendo que era una mala propuesta prefirieron callar. La promesa era que le iban a sacar plata a los ricos para darle a la clase media. Cabe ahora recordar al poeta Martin Niemoller: “Vinieron por ellos y no dije nada, ahora vienen por mí”.


VER ANTERIORES
  •   Av. El Golf 99, Piso 12 - 14
  • Las Condes, Santiago - Chile
  • (56-2) 2 495 8800
  • info@econsult.cl