"La pura cara de tontos"

 Home / Michele Labbé / "La pura cara de tontos"

"La pura cara de tontos"

Michele Labbé
La Tercera, 07/05/2017
Esta semana he llegado a la convicción que hay una razón fundamental para que muchos de nuestros honorables diputados pertenezcan al Congreso de Chile y nosotros, ciudadanos de a pie no lo hagamos.

A mediados de marzo la diputada Camila Vallejo, en conjunto con el partido comunista, presentó un proyecto de ley que busca disminuir el horario laboral desde un máximo de 45 horas semanales a 40 horas semanales; y lo más sensacional, “sin disminuir la remuneración actual de los trabajadores”. La moción de la parlamentaria, fue apoyada por algunos honorables como Giorgio Jackson quien sabiamente indicó que el número de horas trabajadas en Chile está muy por encima de la cantidad de horas trabajadas por el promedio de los países de la OECD, misma argumentación utilizada en la propuesta de Ley al comparar la cantidad de horas trabajadas de Chile y Holanda.

El día jueves de esta semana, el diputado Roberto Poblete, con el apoyo de la bancada del partido socialista, nos sorprendió nuevamente con su lucidez al presentar un proyecto de ley que busca aumentar desde 15 a 20 días hábiles las vacaciones de los trabajadores, sin eliminar ningún feriado. Como la rapidez de mente no es característica única de unos pocos parlamentarios, el diputado Tucapel Jiménez recordó que él, en conjunto con Osvaldo Andrade, presentaron un proyecto que apuntaba a lo mismo el año 2013.

¿Cómo hemos sido tan brutos de no haber pensado e implementado estas ideas antes? ¿Qué más genial que una propuesta que nos haga trabajar menos y ganar lo mismo? ¡Más aún cuando algunos ya han aseverado que esto no afectará el crecimiento económico!

El papel aguanta cualquier cosa… Pero la economía de verdad, la que se construye en la calle trabajando todos los días, esa no aguanta cualquier cosa.

Estimados e iluminados honorables, la razón por la que Holanda puede trabajar 10 horas menos a la semana, es que cada trabajador holandés produce en la misma hora casi tres veces lo que produce un trabajador chileno (misma base de datos de la OCDE utilizada por Camila Vallejo). Eso se llama productividad! Y por lo tanto podrían tomarse más de 20 semanas de vacaciones y producirían lo mismo que nosotros!

Chile no sólo tiene un tercio de la productividad laboral de Holanda y la mitad del promedio de los países OCDE, sino que además cada día somos menos productivos. En efecto, de acuerdo a CLAPES, la productividad total de nuestra economía completó 3 años consecutivos de caída. Es decir, hoy somos menos eficientes para realizar una actividad productiva que hace 3 años.

Gracias a Dios aún quedan mentes rústicas como las nuestras, simples ciudadanos de a pie, que no se han iluminado y que, como el Ministro Valdés, son capaces de pasar por encima de la oleada populista y rechazar este tipo de proyectos, que naturalmente suenan maravillosos en principio. ¿Quién no quisiera trabajar menos y ganar más?

Lo peor de todo es que parte de nuestro salario se va a pagar el sueldo de los iluminados del congreso y de sus asesores que les ayudan a pensar tamañas genialidades.

Estimados e iluminados diputados, ¿tenemos cara de tontos?


VER ANTERIORES
  •   Av. El Golf 99, Piso 12 - 14
  • Las Condes, Santiago - Chile
  • (56-2) 2 495 8800
  • info@econsult.cl