José Ramón Valente: “El principal error del primer Gobierno de Piñera fue crear expectativas exageradas”

 Home / NOTICIAS / José Ramón Valente: “El principal error del primer Gobierno de Piñera fue crear expectativas exageradas”

José Ramón Valente: “El principal error del primer Gobierno de Piñera fue crear expectativas exageradas”

Pulso

El economista dijo que “no se puede pretender mejorar las cosas hacia adelante, si es que no hay un buen diagnóstico”. Acotó que no se debe confundir “la economía de libre mercado con economía de empresa”.

 

El coordinador económico del comando de Sebastián Piñera y también director y socio de Econsult, José Ramón Valente, señaló a fines de la semana pasada -al participar en seminario de la industria metalmecánica- que había un doble discurso de los representantes económicos de candidatos presidenciales de la Nueva Mayoría, ya que presentaban ideas que no están relacionadas con la visión de sus representados. A raíz de esto, el economista los acusó de hacer un mal diagnóstico sobre la situación económica del país e indicó que “el Gobierno ha realizado una pésima conducción económica del país”. En miras hacia un eventual próximo Gobierno de Piñera, el economista realizó una autocrítica e indicó que harán promesas que sí puedan cumplir.

 

A fines de la semana pasada usted criticó a los representantes de las candidaturas de la Nueva Mayoría y del Frente Amplio por no hacer una autocrítica de la situación económica del país, ¿cuál es su principal reparo?

 

-Llama la atención cuando los asesores económicos se plantean en foros empresariales con un discurso totalmente distinto que el de sus candidatos. No hay consistencia. Por ejemplo, Alejandro Guillier plantea que es un candidato de continuidad y profundización de las reformas de este Gobierno, mientras que el economista, Osvaldo Rosales, plantea que quiere hacer concesiones, cuando precisamente este Gobierno eliminó las concesiones. Hay un doble discurso total. Es fácil plantearse como un economista moderado, pero que después a ese economista nadie le hace caso en el comando. Lo mismo pasó con Guillermo Larraín, quien por un lado afirma cosas que él cree, pero que no son respaldadas en los hechos por su candidata, Carolina Goic, porque ella ha aprobado las reformas más emblemáticas del actual Gobierno.

 

En ese sentido, ¿cuál es su visión respecto a la gestión de la actual administración?

 

-En estos cuatro años quedó reflejado que no se puede pretender mejorar las cosas hacia adelante, si es que no hay un buen diagnóstico, por ello, quienes pretenden decir que todo lo malo, lo desastroso que ha sido la conducción económica de este Gobierno tiene que ver solamente con la caída del precio del cobre o con circunstancias internacionales, están realmente tapándose la vista respecto de los efectos negativos que tuvo la impronta de este Gobierno, la impronta antiempresarial, antimercado, y pro Estado.

 

Entonces, ¿cuál sería el diagnóstico correcto?

 

-El diagnóstico correcto es que Chile necesita competir de buena manera con el resto del mundo. Nuestro país es relativamente pequeño, aislado y el bienestar futuro de los chilenos pasa por ser un país más competitivo con el resto del mundo. Tenemos que ser capaces de encontrar inversionistas interesados en venir a Chile y eso pasa en la medida que generemos un clima de negocios adecuado para el progreso.

 

¿Eso no pasó durante este Gobierno?

 

-No hubo una estrategia país y eso es lo que tenemos que retomar. Hay que decir que el crecimiento es importante, la inversión es importante, el ahorro es importante, la competitividad es importante, la productividad es importante. Estas son cosas que estuvieron totalmente ausentes del discurso de este Gobierno. Este Gobierno nos aisló del mundo e hizo que nos peleáramos unos contra otros.

 

Considerando que Sebastián Piñera tiene opciones de ganar la elección presidencial, ¿cuál sería la diferencia de un próximo Gobierno de Piñera con su administración anterior?

 

-De ganar Piñera sería un Gobierno con más experiencia. Entonces uno debería esperar un Presidente más reposado, y también un equipo más experimentado. Por lo tanto, los errores que se cometieron uno esperarían que no estén.

 

¿Cuál error no debería volver a estar?

 

-Las expectativas que generó. Piñera partió con expectativas exageradas: dijo vamos hacer en 20 días lo que no se hizo en 20 años. Eso fue un error infantil, de falta de experiencia. El principal error fue crear expectativas exageradas. Creo que ese tipo de cosas no van a estar. Cuando pones expectativas muy altas, después son muy difíciles de cumplir.

 

¿Se puede esperar que todas las promesas que harán son realizables?

 

-Nuestra principal meta es recuperar la inversión al menos tres puntos en cuatro años. Queremos ir subiendo 1 punto de crecimiento de la inversión al año hasta llegar a un crecimiento constante de un punto. Además, esperamos ahorrarle al país unos US$250 millones por año en burocracia y en exceso de regulación, lo que se traducirá en que al cuatro año la reducción llegaría a US$1.000 millones. El próximo Gobierno se va a enfocar en mejorar la competitividad, mejorar la productividad y hacer crecer la inversión.

 

¿Habrá menos regulación o buscarán hacerla más efectiva?

 

-La regulación es tremendamente importante. Aunque se hacen caricaturas, porque ahora dirán que el próximo Gobierno quiere desregular. No, la regulación es súper importante y no queremos menos Estado, queremos un mejor Estado.

 

¿A qué se refiere específicamente?

 

-Queremos que los ministros y los reguladores tengan el incentivo para regular bien y que eso signifique cumplir el objetivo al menor costo posible. En ningún caso es bajarle la barrera de cumplimiento a las empresas respecto de los estándares. Todo lo contrario. Si hay que subir esa barrera, la vamos a subir, pero tiene que ser eficiente desde el punto de vista del costo.

 

¿Cómo podría mejorar estas medidas la confianza de las empresas?

 

-Si un país no tiene un proyecto de largo plazo, obviamente no hay inversión. En cambio, cuando alineas los intereses para atraer inversionistas extranjeros haré políticas públicas para facilitar el clima de negocios. De esta manera, cuando se parte con discursos de mejorar el clima para la inversión y luego eso se traduce en los hechos, como eliminar burocracia, mejorar los estándares regulatorios, mejorar la competitividad, rápidamente se empieza generar de voz en voz que Chile está bueno para invertir y eso debiera ser mejorar la confianza.

 

¿Qué cosas debería mejorar la economía de libre mercado para que alcance para todos?

 

-La economía de libre mercado a veces se confunde con economía de empresa, y lo que se debe hacer es que la economía sea pro mercado y no pro empresa. Hay que permitir que todas las empresas que están en el mercado siempre sientan el riesgo de que un nuevo emprendedor pueda llegar con una nueva idea y que les pueda quitar terreno.

 

“La reforma previsional va en contra de la voluntad de los chilenos”

 

El jueves el Gobierno anunció el envío del proyecto de ley de pensiones, ¿qué le parece en líneas generales las propuestas?

 

¿Eso no pasó durante este Gobierno?

 

La gente mayoritariamente en Chile está planteando que si van hacer un esfuerzo de ahorro adicional como es el alza de 5% en las cotizaciones sea para sus bolsillos. Se dice que lo financiarán los empresarios, pero al final esa alza se traspasará a los salarios de los trabajadores. Es decir, habrá una contribución de los trabajadores con menos sueldo a las pensiones. Los chilenos han dicho que si ellos van hacer la contribución, sea para sus cuentas, porque tienen desconfianza de que ese 2% se utilice bien. El Gobierno nos ha dado muchas muestras de no ser el mejor administrador de platas. La reforma previsional va en contra de la voluntad que muestran los chilenos en las encuestas.

 

¿El Gobierno hizo este proyecto sin escuchar a la gente?

 

Hizo el proyecto considerando a las élites que se manifiestan en la calle, en los diarios, en las redes sociales, pero no considerando la opinión general de los chilenos. De partida, será más costoso y además tiene un riesgo político al crear un ente público para administrar los fondos, ya que puede terminar siendo capturado por grupos de interés que representan intereses partidistas.

 

“Más allá de la situación fiscal, el próximo Gobierno deberá reducir el déficit”

 

Las cifras muestran que la situación fiscal para el próximo año será compleja. En ese sentido, ¿cómo va a condicionar el diseño del programa de gobierno de Piñera este escenario de menores ingresos?

 

-Hacia adelante las cuentas están súper apretadas. Chile enfrenta un déficit fiscal efectivo del orden de 3%, una deuda pública que se acelera y además este Gobierno dejará gastos comprometidos. La próxima administración tendrá que tener mucho ingenio para poder cumplir con enrielar de nuevo las metas fiscales.

 

La próxima administración sea cual sea tendrá que seguir una trayectoria de reducción del déficit fiscal, ¿es compatible esa medida con avanzar en nuevos programas que impliquen gastos?

 

– Más allá de la situación fiscal, el próximo Gobierno deberá reducir el déficit. No se puede mantener un déficit fiscal ni estructural por un tiempo prolongado.

 

En cuanto a la Reforma Tributaria ya está dicho que se bajarán los impuestos a las empresas, pero no se sabe todavía el resto del diseño tributario, ¿se ha pensado en subir el impuesto a las personas?

 

-No está dentro de lo que se ha planteado en el programa. Lo importante es generar buenos incentivos para el ahorro. Cuando subes el impuesto a las personas, desincentivas el trabajo. Queremos atraer talento, ese talento tiene que sentir que es remunerado de acuerdo al esfuerzo. Lo importante es que la gente que tiene que pagar, pague. Es decir, mucho más importante que la tasa, es importante que no haya evasión y en eso vamos a trabajar fuerte también.

 

¿Los menores ingresos por la rebaja del impuesto a las empresas se compensarán sólo con crecimiento?

 

-Con crecimiento, pero también con ahorro en la eficiencia en la administración de los recursos del Estado y reasignaciones.

 

La agencia Fitch Ratings rebajó el viernes la clasificación de Chile, ¿cuál es el efecto que puede tener en el corto plazo?

 

– En el corto plazo esto está bastante internalizado. No es algo dramático si fuese la única rebaja que vamos a tener, pero esto nos muestra que si seguimos por el mismo camino que hemos recorrido en los últimos cuatro años, en los próximos 10 años estaremos hablando de un país que deja de tener grados de inversión y eso es lo que nos tiene que preocupar. No tanto esta baja, sino que la trayectoria que pueda significar hacia adelante. Es muy probable que Moody’s también baje la clasificación de riesgo. Sería muy raro que se quedara descuadrado respecto a las otras. 0 Comments SubscribeRSS Lo más visto Peso chileno logró la segunda mayor alza diaria global y cobre llega a máximos de tres años Empresas & Mercados Peso chileno logró la segunda mayor alza diaria global y cobre llega a máximos de tres años Reynaldo Arancibia Empresas & Mercados Tasas hipotecarias perforan mínimo histórico en julio, pero empezarían a devolverse Mariana Marusic Las tasas promedio que los bancos entregan para financiar la compra de viviendas llegaron a 3,20% el mes pasado. Así, analistas estiman que es momento de tomar créditos o refinanciar existentes, especialmente aquellos que son más largos. Empresas & Mercados Ganancias de Antofagasta Minerals saltan en primer semestre por mejor precio del cobre Reuters José Ramón Valente: “El principal error del primer Gobierno de Piñera fue crear expectativas exageradas” Más noticias PIB de México creció 1,8% en el segundo trimestre Semana clave en UK: gobierno expondrá su postura en áreas de negociación del Brexit Alimentos llevarán a que IPC en 12 meses vuelva a ubicarse en 2% en septiembre Sernac apoya proyecto de publicidad remota por alza de reclamos y reincidencia



VER ANTERIORES
  •   Av. El Golf 99, Piso 12 - 14
  • Las Condes, Santiago - Chile
  • (56-2) 2 495 8800
  • info@econsult.cl