Skip to content
Guerra comercial lleva a inversión extranjera directa a su menor nivel de dos años
9 Julio, 2019
-
  • Insights,
  • Mercados

Guerra comercial lleva a inversión extranjera directa a su menor nivel de dos años

La IED totalizó US$ 4.800 millones en el período. Director de InvestChile, Cristián Rodríguez, explica que en contexto de incertidumbre, los inversionistas tienden a volcarse a sus propios mercados y esperan para tomar decisiones en otras latitudes.
El flujo de la inversión extranjera directa (IED) acumuló entre enero y mayo de 2019 un total de US$ 4.891 millones. El monto representa un descenso de 33% respecto de igual período del 2018 y el menor nivel desde 2017, cuando alcanzó US$ 1.676 millones. La IED se compone de tres factores. El principal, y que explica 52% del total de flujo a mayo, es el de ‘utilidades reinvertidas’. Este ítem sumó US$ 2.541 millones, marcando una caída de 12% respecto de enero-mayo de 2018.

Luego sigue ‘participación en el capital’, donde se registran nuevas inversiones que están realizando inversionistas extranjeros en el país. Estas llegaron a US$ 2.428 millones a mayo, con una caída de 13% respecto de igual período de 2018. Por último están ‘los instrumentos de deuda’, que anotaron un flujo negativo de US$ 78 millones debido a salidas de capital del país. El director de la Agencia de Promoción de Inversiones InvestChile, Cristián Rodríguez, explica que los flujos son sumamente dinámicos y pueden estar marcados por operaciones puntuales. Así, por ejemplo, el pago de deuda relacionada por un monto total de US$ 1.133 millones afectó la inversión acumulada, lo que incide en la cifra negativa, señala Rodríguez. ‘Aun cuando el monto de IED al mes de mayo se inscribe dentro del promedio del quinquenio 2015- 2019, esperamos que haya una recuperación de los flujos a partir de junio, esto considerando la base de comparación de 2018’, prevé.

Efecto de la disputa entre EE.UU. y China

Uno de los factores que estarían contribuyendo a la abrupta caída de la IED es la guerra comercial entre Estados Unidos y China. El director de InvestChile señala que al analizar el contexto internacional se debe tener en cuenta que cuando existen turbulencias o incertidumbre económica a nivel global, los inversionistas tienden a volcarse a sus propios mercados y a esperar para tomar decisiones respecto de inversiones en otras latitudes. Por su parte, el economista jefe de BCI, Sergio Lehmann, explica que la caída de 33% de la IED es un dato que refleja una inversión que ha sido menos dinámica de lo que se preveía.

‘Destaca el menor aporte desde filiales extranjeras a través de instrumentos de deuda, que de hecho, se muestra negativo’, advierte. Agrega que l a guerra comercial se ha reflejado especialmente en un menor precio del cobre, desde el punto de vista del país. ‘Esto incide en menor reinversión de utilidades, lo que también se refleja en la cifra de IED’, analiza. Coincide el economista de Santander Fabián Sepúlveda, quien señala que el conflicto comercial incide en la medida que afecta el precio del cobre y este impacta en las utilidades de las empresas mineras. Explica que si el precio del metal rojo se mantiene bajo, podría incidir en perspectivas de mediano plazo de las firmas, condicionando la materialización de algunos proyectos de inversión.

‘En ese caso también se podría observar una merma en el flujo de IED’, advierte. Para el futuro, observa el subgerente de estudios de Econsult, Mauricio Carrasco, debido a la incertidumbre internacional, es dificultoso realizar proyecciones sobre el movimiento de la IED. ‘Una recuperación cíclica del crecimiento global y, por ende, del estado de las economías emergentes, permitiría mejorar las perspectivas y favorecer el retorno de inversiones extranjeras’, señala. Análisis similar tiene el economista jefe de Itaú, Miguel Ricaurte, ya que, a su juicio, mientra no se resuelva la disputa comercial, se deberían seguir viendo flujos débiles de IED. ‘Solo cuando se evidencie que el período de bajo crecimiento ha pasado, es posible que estos se recuperen’, anticipa.